El pagadiario

El pagadiario

Uno de los fenómenos más estruendosos y menos estudiados por los economistas que dejaron de ser analíticos para volverse apostadores, es el del “gota a gota” o “ pagadiario”.Y lo calificod de fenómeno y  de estruendoso porque fue la solución que los pobres se inventaron para conseguir la plata que los bancos y las cooperativas no les prestan. Y es estruendoso porque ha terminado siendo una explotación miserable, pero tolerada, de la necesidad  de plata urgente que tanta gente tiene en Colombia desde La Guajira hasta Ipiales, desde Bahia Solano a  Puerto Carreño.

Nunca hemos oído hablar al ministro de Hacienda de esta clase de préstamos.Y ni siquiera Alejandro Gaviria,que es milveces más humano que su colega de gabinete, lo ha estudiado. Pero como los intereses que cobran rompen los límites de la usura y cada día deben pagarse junto con la amortización del capitalito prestado, algunos colombianos menos importantes pero mejor preocupados por la suerte de sus congéneres,han ideado salidas que están dando resultados y deberían copiarse.

Tomado de la fórmula que un premio nobel ha sacado adelante en Bangla Desh y Paquistán, en el Quindio,Risaralda y Norte del Valle montaron hace 25 años “Actuar” una microempresa que hace los mismos minipréstamos que los gota a gota o pagadiarios, pero sin la amenaza diaria del cobrador y  a intereses normales y alcanzables por el bolsillo de la pobresía.

Por estos días “Actuar” esta celebrando sus bodas de plata y su gran promotor,el callado y mesurado Luis Gabriel Duque debe estar sintiendo la satisfacción que da el  saber actuar.

@eljodario
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.


Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

back to top