Nacionales

“Una selva sin bosque no le sirve a nadie”

•         En 12 años se ha transformado el 10,2 % de Amazonia colombiana
 
La Amazonia colombiana comprende los territorios de 10 departamentos y cuenta con 483.164 km2 de extensión, de estos el 83,6% son bosques, así lo ha determinado el Instituto SINCHI, principal autoridad científica de la región.
 
“Una selva sin bosque no le sirve a nadie, así que debemos mantenerla en un buen estado de conservación, no podemos olvidar que en 12 años hemos transformado el 10,2 % del territorio amazónico, en particular en zonas como Caquetá, Guaviare y Putumayo; por eso una de las acciones que trabajamos es propiciar acuerdos voluntarios con las comunidades que viven allí, para que la gente en lo local pueda tener un accionar sostenible para su vida y para los bosques”, afirmó la directora general del Instituto SINCHI, Luz Marina Mantilla Cárdenas.
 
Hoy que se conmemora el Día Internacional de los Bosques, el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas “SINCHI” enfatiza en la necesidad de afianzar acciones para cumplir la meta de cero deforestación neta en la Amazonia para 2020; entre 2012 y 2014 en la región se transformaron 4.094 km2 de bosque.
 
Sobre el Día Internacional de los Bosques
 
Las Naciones Unidas, el 21 de diciembre de 2012, proclamado el 21 de marzo como el Día Internacional de los Bosques, como una manera de rendir homenaje y generar conciencia sobre la importancia de éstos. En esta nueva versión se busca destacar el papel fundamental que desempeñan para abastecer al planeta de agua dulce, un recurso que es esencial para la vida.
 
Según datos de Naciones Unidas las cuencas hidrográficas y humedales forestales suministran el 75 % del agua dulce accesible en el mundo para satisfacer las necesidades domésticas, agrícolas, industriales y ecológicas; y cerca de un tercio de las mayores ciudades del planeta obtienen parte importante de su agua potable de zonas forestales protegidas.
 

Panorama Económico Colombiano: De lo Coyuntural a lo Estructural

El senador del Centro Democrático, Iván Duque Márquez presentó el informe macroeconómico “De lo coyuntural a lo estructural”, un documento donde se hace un análisis de los choques externos que afectan la economía nacional y las implicaciones que estos tuvieron durante el 2015, así mismo, presenta sus proyecciones de lo que será el 2016 en materia económica.
 
Los hechos muestran que el año anterior fue complicado para la economía colombiana ya que se presentaron fenómenos como alta inflación, devaluación, menor consumo, menores ingresos, menor inversión, aumento de la deuda, entre otros. Sin embargo, el análisis muestra que este año no será más alentador pues los choques externos no cesan y la configuración de estos con las acciones de política interna no logran ponerse en equilibrio.
 
El informe permite concluir:
 
•      La persistente caída en el precio del petróleo aunada con una desaceleración de la economía china, la volatilidad en los mercados bursátiles, el fortalecimiento del dólar y las decisiones de política monetaria que materialice la FED, configuran un escenario global adverso que intensifica los males que ya viene padeciendo la economía nacional.
 
•      Durante el 2015 la economía colombiana presentó una notoria desaceleración económica, comportamiento que se agudizaría este año debido a las mayores presiones fiscales y comerciales que debe enfrentar el gobierno ante nuevos niveles de cotización del petróleo.
 
•      Nuestras ventas externas seguirán en terreno negativo ante la dependencia minero-energética. De igual forma, las exportaciones de bienes industrializados siguen sin levantar cabeza ante la falta de una política eficaz de diversificación de exportaciones y desarrollo productivo. Hasta no corregirse los problemas estructurales que presenta la industria, será muy difícil que la sola devaluación genere incentivos suficientes para que estas exportaciones aumenten de manera significativa.
 
•      Las importaciones también cayeron en el 2015, un indicador que no es del todo bueno porque las mayores reducciones se registran en bienes de capital e insumos, necesarios para el crecimiento industrial. 
 
•      El mayor desequilibrio entre exportaciones e importaciones tuvo como resultado una ampliación del déficit comercial y de Cuenta Corriente. La convergencia de este último hacia niveles por debajo del 6% dependerá del menor crecimiento de la demanda agregada, de un mayor endeudamiento público o que sea financiado por el sector privado, esta última alternativa resulta compleja de materializar bajo las condiciones actuales.
 
•      La inflación rompió con creces su límite máximo, comportamiento que obedeció al incremento del precio de los alimentos y la devaluación. El primer semestre de este año se seguirán experimentando niveles altos de precios ante la incidencia del fenómeno del Niño que ejerce presiones sobre el precio de la energía y seguirá impulsando el precio de los alimentos. Esta situación afecta a los hogares de menores ingresos quienes no ven compensada su menor capacidad de compra con un aumento de sus ingresos.
 
•      La Inversión Extranjera Directa y de Portafolio, seguirá afectada por el petróleo. A esto se suma la desvaloración de la Bolsa, el aumento de la deuda y el consiguiente aumento del riesgo país.
 
•      En el frente fiscal el panorama es preocupante pues el gobierno no muestra señales contundentes de un ajuste sustancial del gasto público, sin embargo, pretende aumentar sus ingresos a través de mayores impuestos que en circunstancias como las actuales puede desencadenar una mayor contracción del consumo y la inversión.
 
El senador Duque presentó una serie de propuestas que se podrían implementar a nivel nacional con el fin de generar reformas estructurales con visión de largo plazo.
 
•      Reforma fiscal estructural. Se debe considerar una reforma más allá del frente tributario, se debe pensar en una reforma que abarque ingresos, gastos y no una que analice de forma aislada estas variables. De nada sirve tener el sistema de tributación más eficiente a nivel mundial, si los ingresos que de ellos se desprenden no generan un crecimiento equitativo y mayor bienestar social.
 
•      Reforma pensional. Los retos en este frente consisten en: redefinir el régimen de prima media; corregir las fallas que presenta el modelo asistencial tanto en cobertura como en calidad; garantizar la viabilidad del sistema; profundizar las políticas de formalización laboral.
 
•      Política industrial y comercial. El país necesita implementar una política de desarrollo productivo para ganar terreno en competitividad, fortalecer la dinámica industrial de las regiones y aprovechar las ventajas del comercio internacional.
 
•      Mercado de capitales. Es necesario dar a conocer la importancia del mercado de valores para un país, con el fin de expandir el nuestro y generar confianza inversionista hacia el mismo.

Ricardo Santamaría nombrado nuevo director de reconciliación Colombia

Ricardo Santamaría fue nombrado por unanimidad como nuevo director de  reconciliación Colombia
 
El Presidente del Consejo Directivo de Reconciliación Colombia, Alejandro Santos, anunció la designación de Ricardo Santamaría como nuevo Director de la entidad.

Ricardo Santamaría, de 55 años, es politólogo de la Universidad de los Andes y recientemente estuvo como investigador invitado en temas de posconflicto en el Weatherhead Center for International Affairs de la Universidad de Harvard, por un año. A finales de los años ochenta y comienzos de los noventa trabajó en el Plan Nacional de Rehabilitación en zonas de conflicto, fue Consejero de Paz y Embajador en Cuba. Ha trabajado en El Tiempo, El Espectador y Noticiero CM&. Por espacio de 20 meses, hasta mayo de 2014, fue asesor del Equipo negociador del gobierno en las conversaciones de paz en La Habana y antes, durante 10 años, fue socio de una firma de comunicaciones estratégicas.

Al anunciar la designación del nuevo Director de Reconciliación, Santos hizo pública la carta en la cual los miembros de la Junta le dicen a Ricardo Santamaría: “Nos es muy grato comunicarle que en nuestra última sesión del Consejo Directivo de Reconciliación Colombia, por unanimidad, lo seleccionamos a usted para ser el Director de nuestra entidad. Llegamos a esta decisión luego de cumplir el camino que nos trazamos de llevar este proceso de forma independiente y transparente a través de una firma especializada y reconocida de selección de personal directivo para empresas y proyectos de carácter nacional. Su trayectoria, experiencia y, sobre todo, su compromiso con la causa de Reconciliación Colombia y la nueva etapa que inicia esta entidad, nos dieron los elementos de juicio necesarios y suficientes para seleccionar su nombre para que ocupe esta importante responsabilidad”.

Al conocer la noticia de su nombramiento, Santamaría comentó: “Este no será para mí un trabajo más, será una causa de vida a la que dedicaré mis mejores esfuerzos y todo mi compromiso. Reconciliación Colombia es una afirmación de la sociedad civil colombiana de que la paz es de todos y con todos”.

Con la designación de su Director Ejecutivo, la Corporación Reconciliación Colombia, que reúne a 81 miembros,  reafirma su voluntad de diseñar y liderar acciones colectivas que pongan las capacidades y talentos de la  sociedad civil para propiciar alianzas y contribuir a la construcción de paz territorial.

Los miembros del Consejo Directivo de Reconciliación Colombia y las entidades que representan son los siguientes:

Mónica de Greiff, Cámara de Comercio de Bogotá.
Alejandro Santos, Publicaciones Semana.
Daniel Suárez, Cemex.
Antanas Mockus, Corpovisionarios.
Roberto Vélez, Federación Nacional de Cafeteros.
Tatyana Orozco, Departamento para la Prosperidad Social -DPS-.
María Victoria Llorente, Fundación Ideas para la Paz.
Jorge Alberto Tovar, Fundación Redprodepaz.
Bernardo Vargas, ISA.
Miguel Fernando Escobar, Postobón.
Fabrizio Hochschild (hasta el 4 de marzo), Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en Colombia.
Angelika Rettberg – Independiente

¿Qué es Reconciliación Colombia?

La Corporación Reconciliación Colombia es una organización sin ánimo de lucro y de carácter multisectorial de la sociedad civil que busca contribuir a la reconciliación nacional desde un enfoque regional a través del diálogo y la acción colectiva con el fin de tener un impacto transformador en el país. Para la Corporación la reconciliación se construye a diario y en cada lugar de Colombia, reconociendo y confiando en el otro,  promoviendo una cultura de empatía y solidaridad que no se limite a  los acuerdos de la Habana. El énfasis de la Corporación está en estos tres pilares:

Más diálogo: La Corporación Reconciliación Colombia valora el diálogo como vía para lograr reconciliarnos. A través de la conversación, la sensibilización y el desarrollo de pedagogías tanto con la ciudadanía en general, como con diferentes grupos sociales específicos (niños, niñas y jóvenes; comunidades educativas; medios de comunicación; empresas; autoridades y confesiones religiosas y espirituales, entre las principales) la Corporación promueve cambios de comportamientos y actitudes, de cara a la reconciliación en el país.

Más región: La Corporación Reconciliación Colombia trabaja en el desarrollo de proyectos sostenibles, escalables y replicables para la reconciliación con enfoque regional en zonas con alto riesgo en términos de violencia y con impacto directo sobre víctimas del conflicto armado, población en proceso de reintegración y comunidades ubicadas en zonas de conflicto.

Más acción: La Corporación Reconciliación Colombia trabaja promoviendo la acción colectiva a través de la articulación y trabajo en red de los diferentes actores de la sociedad. Este trabajo colaborativo y aporte de forma plural a la reconciliación busca incentivar, fortalecer, replicar y/o aportar al desarrollo de iniciativas que promuevan la reconciliación en las regiones.

Dispositivo Ingreso de viajeros a Bogotá

Policía de Tránsito de Bogotá, implementa dispositivo para facilitar el ingreso de viajeros a la Ciudad Capital

Más de 1.400 uniformados estarán contribuyendo a mejorar la movilidad; mientras que algunos semáforos estarán intermitentes

Se espera que el día de hoy ingrese más de 198.000 vehículos a Bogotá.

La Seccional de Tránsito y Transporte de Bogotá, implementará diferentes medidas de prevención y control, para que los usuarios viales que por culminación de la Semana Santa, regresan a la ciudad Capital, puedan hacerlo de manera ágil.

La Seccional de Tránsito y Transporte de Bogotá a través de sus más de 1.400 uniformados, estarán haciendo ejercicios de regulación en puntos específicos de la ciudad especialmente en los ingresos de la misma como la Autopista Sur, Autopista Norte, Corredor Vial de la Calle 13, Carrera Séptima, Avenida Boyacá y Calle 80. Otra de las medidas implementadas en coordinación con la Secretaría de Movilidad de Bogotá será la de que algunos semáforos estén alumbrando de manera intermitente, para que las autoridades viales ubicadas principalmente en los corredores viales anteriormente mencionados, den prioridad a los vehículos que ingresan a Bogotá.

Se estima que a la ciudad capital ingresarán el día de hoy alrededor de 150.800 vehículos, mientras que saldrán aproximadamente 47.400.

El Teniente Coronel Germán Jaramillo Wilches, Jefe de la Seccional de Tránsito y Transporte de Bogotá, invitó a los usuarios viales que vienen hacia la Ciudad Capital a hacerlo en horas tempranas y de esta manera evitar contratiempos que se puedan presentar en horas de la noche, así mismo resaltó la importancia de revisar el estado técnico-mecánico del vehículo antes de iniciar el viaje y lo indispensable que es llevar a bordo el “equipo de carretera”.

Por último el Oficial recordó que a través de la línea de atención gratuita #767, se atenderá cualquier requerimiento relacionado con el tránsito.

Subscribe to this RSS feed